El Club Deportivo Orvina se creó en 1973 y estaba compuesto, en un principio, por dos equipos masculinos que jugaban en el patio del Colegio Público García Galdeano. La historia de los equipos femeninos del Club se comenzó a gestar en 1986, cuando un grupo de chicas formó un equipo y comenzó a jugar en el patio del citado colegio, contra otras mozas de la 1ª Agrupación de Orvina, ya que por aquél entonces no existía ninguna liga organizada.

En los años posteriores se tomó parte en la liga coordinada por los Juegos Deportivos de Navarra, mientras, se fueron creando más equipos en pueblos y barrios. Durante tres temporadas se jugó en un torneo intermunicipal hasta que tras solicitarlo repetidamente, en 1997 se creó la primera liga senior de fútbol sala femenino.

Uno de los mayores logros de este Club y del que nos sentimos más orgullosos de poder presumir, es su cantera. Somos uno de los pocos clubs en todo el Estado que tiene equipos en todas las categorías de fútbol sala femenino, desde la senior hasta la alevín.

En la actualidad el club está formado por dos equipos senior, el que milita en División de Plata Nacional y otro que lo hace en la liga regional de la Federación Navarra de Fútbol. Además tenemos un equipo en cada una de las categorías existentes (Juvenil, Cadete, Infantil y Alevín), unas 70 chicas, que junto a los equipos masculinos (dos equipos de txikis: uno de 5-6 años y otro de 7 años, otros dos benjamines: uno de primer año y otro de segundo año, así como un equipo de Fútbol 7) lo que hace que el Club esté constituido por más de 140 chicos y chicas, que son formados por 16 entrenadores.

El equipo senior femenino es el estandarte del club. En su ya dilatada historia ha logrado ser campeón de liga y copa en 16 ocasiones. En la actualidad lleva tres años militando en la División de Plata Femenina (segunda categoría nacional) en las que la fortuna no ha acompañado a nuestras chicas, que han quedado siempre a las puertas de uno de sus objetivos: llevar a un equipo navarro a la máxima categoría del fútbol sala femenino; la División de Honor.

Desde sus comienzos el equipo ha disputado siete fases de ascenso a la máxima categoría del fútbol sala nacional. La primera se celebró en el año 1998 ante el Gáldar (Las Palmas) en partido a ida y vuelta. La extrema juventud del equipo impidió lograr el ascenso. La segunda se disputó en el 2000, jugándose una fase previa en casa y posteriormente, tras pasar como mejor segundo, jugando en Móstoles. La tercera fase la jugamos en el año 2002 también en casa y nos enfrentamos ante Goierri, Vilassar y Diamante Rioja. La cuarta ocasión en la que nos clasificamos para aspirar al ascenso, se compitió en Las Rozas (Madrid) en el año 2004. Un año después el equipo se desplazó hasta Córdoba para disputar la quinta fase de ascenso y dos años después se intentó el ascenso en La Muela, Zaragoza. La última fase que disputó el CD Orvina se celebró en Torre Pacheco (Murcia), donde un único gol del average final impidió conseguir el tan deseado ascenso, siendo más doloroso si cabe el hecho de no alcanzar el objetivo que hasta los últimos segundos del último partido parecía cumplido.

En la pasada temporada, año 2008-2009, la forma de organización de las categorías cambió, desapareciendo la fase de ascenso a la máxima categoría. Únicamente ascendía el primero de cada unos de los cuatro grupos en que estaba repartida la División de Plata. Tras realizar un torneo bastante regular, nuevamente nos quedamos a las puertas del ascenso, finalizando el campeonato en segunda posición a tan solo tres puntos del primer clasificado.

En la temporada 2009/2010 , tras finalizar segundas en la liga, se jugó el play off de ascenso a doble partido contra el Rubí de Barcelona, que había finalizado campeón de su grupo sin conocer la derrota. Y tras dos difíciles partidos, el equipo gano 5-1 en Pamplona y 3-6 en Barcelona, logrando tan ansiado ascenso.
La temporada 2010-2011, el reto era aún mayor y tras llegar a la élite, lo difícil ahora sería mantenerse. Tras unos inicios difíciles, el equipo nunca perdió la fe y la ilusión y con una base netamente navarra (11 jugadoras de la Comunidad Foral), las rojillas lograron mantener la categoría en la última jornada, sin duda un premio a tan larga, dura y peleada temporada.

La temporada 2011-12  el equipo finalizó en novena posición, estando toda la liga en mitad de la tabla y siendo elegido por la ANEFS como el equipo revelación de la liga.


Javier Gonzalez recibe el premio de la ANEFS

 

En la campaña pasada, la mejor de la historia deportivamente hablando, el equipo se clasificó 6 enla liga regular, lo que le dió derecho a jugar la Copa de la Reina. En cuartos de final, ganó 2-1 a Alcorcón en un partido memorable.

En semifinales de Copa de la Reina, perdio ante el campeón de liga Burela por 4-1

Sunday the 19th. Custom text here - Templates Joomla 3.3